Adendo

EspañolEnglishFrançais
Proceso de reparación
Procesos Desmontaje en planta Preparación y embalaje Transporte Recepción Limpieza (conjunto) Desmontaje Limpieza (de componentes) Inspección visual Verificación dimensional Análisis de defectos Diseño de solución Informe de inspección Ficha de máquina y documentación técnica Compras Fabricación Control de calidad Montaje Protecciones y pintura Preparación y embalaje Transporte Recepción Montaje en planta Alineación y puesta a punto Informe de reparación

El proceso habitual de la reparación de una máquina en nuestras instalaciones, suele ser el siguiente:

  1. Desmontaje en planta

Habitualmente el desmontaje en planta suele llevarse a cabo por el propio personal de mantenimiento del cliente. Sin embargo, si así se requiere, podemos desplazar nuestros mecánicos y taller móvil a sus instalaciones y ocuparnos directamente de la desinstalación y desmontaje de sus máquinas in situ.

  1. Preparación y embalaje

Nos ocupamos también de la protección, identificación, embalaje y preparación para el transporte de todas las máquinas que vayamos a intervenir.

  1. Transporte

Si el desmontaje ha sido realizado por personal de Adendo, y las dimensiones de los equipos lo permiten, los transportamos con medios propios hasta nuestro taller. En otro caso, el cliente puede elegir entre gestionar directamente el envío o delegarnos esta función. En casos de máquinas o equipos pesados, voluminosos o especialmente delicados garantizar un transporte, así como una carga y descarga adecuados resulta especialmente importante.

  1. Recepción

Tanto si nos envía una sola pieza como una o varias máquinas completas, un adecuado proceso de recepción evitará problemas en el futuro. En Adendo somos conscientes de la importancia que tienen algunas pequeñas tareas:

  • Revisar estado de cajas y paquetes antes de abrir (para detectar posibles golpes o problemas durante el transporte)
  • Verificar que los contenidos y las cantidades coinciden con las listas de envío o albaranes
  • Registrar la entrada de cada elemento, manteniendo una base de datos dinámica de todos los equipos o piezas que recibimos
  • Identificar adecuadamente cada pieza suelta o subconjunto para mantenerlo constantemente controlado en el taller
  1. Limpieza (conjunto)

Antes de empezar a desmontar es imprescindible efectuar una limpieza del conjunto de la máquina. Extraemos restos de aceite, grasa, lodos u otros residuos, (que son adecuadamente clasificados para su correcto tratamiento), y realizamos una exhaustiva limpieza exterior.

  1. Desmontaje

El desmontaje de una máquina es un proceso delicado que bien ejecutado nos puede brindar mucha información acerca del origen de sus defectos, y que realizado por manos inexpertas puede originar problemas aún mayores que los que motivaron su intervención.

En Adendo sabemos que un correcto desmontaje requiere tres aspectos básicos

  • Medios adecuados: herramientas, máquinas y útiles para desmontar correctamente cada parte, sin golpes ni sobreesfuerzos.
  • Profesionalidad, para que ninguna parte de la máquina resulte deformada o dañada. Atención y experiencia para detectar pequeños detalles que pueden pasar inadvertidos: estado de grasas en distintos puntos, pequeñas marcas o roces, desgastes, rebabas, calentamientos, holguras, pérdidas de estanqueidad, etc…
  • Documentar adecuadamente  las posiciones relativas de todos los componentes. Mediante el empleo de pautas de trabajo pre-elaboradas y formularios con anotaciones, croquis, fotografías, etc…
  1. Limpieza (de componentes)

Cuando se desmontan todos los componentes, cada uno es sometido a un proceso de desengrase y limpieza exhaustivo. Algunas piezas, incluso, son sometidas a tratamientos de limpieza superficial. Las más grandes se chorrean con bolas de granalla o arena, algunas piezas de inoxidable se someten a procesos de decapado y otras más pequeñas (por ejemplo los cierres mecánicos) se limpian mediante chorreado con microesferas de vidrio.

  1. Inspección visual

Cada pieza, después de desengrasada y limpia, se observa y examina con detenimiento.

En el documento en que se registra todo este proceso, la pauta de inspección, nuestros técnicos registran una a una cada pieza, anotando los defectos encontrados, marcas, desgastes, corrosión, deformaciones, pérdidas de material, cavitación, picaduras, fisuras, etc…así como cualquier otra observación que pueda resultar de interés.

En el caso de piezas comerciales o normalizadas, como por ejemplo rodamientos, juntas de estanqueidad, elementos de fijación, etc, además del estado y defectos, se anotan también de las dimensiones o referencias necesarias para identificarlas, aún en el caso en que no sea necesaria su sustitución. Estos datos pasarán a la ficha de máquina y constituirán una valiosa fuente de información para futuras intervenciones.

  1. Verificación dimensional

Para restaurar completamente la fiabilidad de una máquina, es preciso regenerar las geometrías más importantes de todas las piezas que la constituyen.

Comprobar la holgura de montaje de los rodamientos es importante, pero en Adendo sabemos que una adecuada verificación dimensional debe ir mucho más allá.

Ejes doblados o con desgastes severos, carcasas deformadas, diámetros ovalados, tapas excéntricas, piezas mal reparadas, caras de asiento que no son planas, apoyos que no son perpendiculares al eje… son defectos mucho más habituales de los que cabría imaginar.

En todos los casos, pero especialmente ante máquinas con un gran número de horas de trabajo o que presentan problemas de funcionamiento, es imprescindible asegurarse de que todas las geometrías y holguras de la máquina están dentro de las tolerancias correctas.

En Adendo, conscientes de la importancia de este proceso en el resultado de nuestro trabajo, estamos equipados con los mejores medios para poder hacer mediciones de forma rápida, precisa y fiable.

Nuestros equipos de verificación de geometrías por láser y sobre todo nuestro brazo de medición tridimensional por palpador nos permiten, junto a la potencia de su software, hacer mediciones y comprobaciones con una rapidez y precisión inimaginables con medios convencionales.

  1. Análisis de defectos

Uniendo todos los datos recopilados durante el desmontaje, la inspección visual y la verificación dimensional con la información facilitada por el cliente y nuestra propia experiencia, tenemos todos los ingredientes necesarios para determinar cuáles son los defectos y los puntos a corregir en la máquina.

Es muy habitual encontrarnos con equipos que presentan problemas severos de funcionamiento, incluso con deterioro repetido de algunas de sus piezas de repuesto, sin que el equipo de mantenimiento propio haya sido capaz de encontrar la causa del problema.

Frecuentemente sucede que el problema es que no hay una gran causa, sino un gran número de pequeñas causas. Pequeñas holguras, desequilibrios, desalineaciones, pequeñas deformaciones, ligeros desgastes, hacen que ninguno de ellos parezca suficientemente grave como para causar el mal funcionamiento de la máquina. Y sin embargo, la suma de todos se hace manifiestamente visible ocasionando graves problemas, roturas, paradas, perdidas de producción, etc..

  1. Diseño de solución

Encontrar la causa raíz de cada uno de los defectos de una máquina es muy importante, obvio, pero sería insuficiente si no somos capaces de determinar cual es la solución correcta a cada problema.

En Adendo contamos con una experiencia en fabricación y reparaciones de más de 30 años, que nos permite tomar decisiones óptimas, conjugando rentabilidad y fiabilidad. Por este motivo, somos capaces de definir con precisión los procesos de reparación que debe emplearse en cada caso.

¿Qué material emplear? ¿Qué tipo de aportación: soldadura, aportación en frío, materiales compuestos? ¿Necesita tratamientos térmicos? ¿Qué dimensiones son las adecuadas, qué holguras, qué ajustes? ¿Cómo se mecaniza? ¿Sufrirá deformaciones? ¿Existen alternativas más rentables?

Nosotros SI damos respuesta a todas estas preguntas.

  1. Informe de inspección

El informe de inspección recoge toda la información relevante de los procesos anteriores, el desmontaje, inspección, verificación dimensional, análisis de defectos y diseño de soluciones.

En definitiva para nosotros se trata de decir al cliente, de forma resumida y en un solo documento:

  • ¿Cómo está su máquina? ¿Qué problemas tiene?
  • ¿Cuáles son las causas que los originan?
  • ¿Cómo deben solucionarse ambos, causas y consecuencias? ¿Qué proceso de reparación hay que emplear en cada pieza?

Junto con este informe, solemos enviar una oferta económica, que responde la otra gran pregunta:

  • ¿Cuánto cuesta la reparación?

De forma que el cliente tiene en su mano todos los argumentos necesarios para tomar la decisión de reparar o no reparar, y en caso afirmativo (el habitual) puede optar por asumir con medios propios una o varias fases del proceso (suministro de los materiales comerciales, montaje en planta, transportes, etc…).

¿Quiere ver cómo es uno de nuestros informes de inspección? Pulse aquí

  1. Listas de piezas, procesos de trabajo, planos

Para garantizar rapidez, calidad y trazabilidad de todos los procesos, los procedimientos de reparación deben estar adecuadamente documentados.

Pero por otro lado, la creación de toda esta documentación asociada a cada reparación podría convertirse en una tarea tediosa que convierta el proceso en algo caro, lento y poco práctico.

Gracias por una parte a nuestra experiencia y conocimiento de las máquinas, tanto a nivel práctico (taller) como teórico (ingeniería), y por otra al software y procedimientos de gestión de la documentación desarrollados por nosotros mismos, conseguimos garantizar la calidad de nuestros trabajos minimizando tiempos y costes.

  1. Compras

Nos ocupamos de la gestión de compras de todos los repuestos que precise su máquina, excepto de aquellos que el cliente nos exprese que tiene en su almacén o prefiere gestionar por sus medios.

  1. Fabricación

Ejecutamos, con medios propios la práctica totalidad de las reparaciones de maquinaria rotativa:

En cualquier material:

Trabajamos aceros especiales de altas prestaciones, inoxidables de todo tipo, fundiciones, bronces, aluminios, carburo de tungsteno, estellita, cerámicas, plásticos técnicos, aleaciones especiales, etc...

De cualquier tamaño:

Disponemos de tornos de control numérico con volteos de hasta Ø 2.300 mm, longitud entre puntos de hasta 4.000 mm, fresadoras con bancada de 3.750 x 800 mm.

Con cualquier proceso:

Mecanizados, calderería, soldaduras especiales, aportaciones en frío, rectificados, lapeados, reparaciones especiales con materiales compuestos, tallado de engranajes, tratamientos térmicos, etc…

  1. Control de calidad

Antes de montar, verificamos todas las piezas, tanto las que han sido reparadas por nosotros, como las piezas comerciales e incluso las que nos haya podido enviar el cliente como repuestos originales.

Todas las piezas que han sido reparadas son sometidas también a una verificación dimensional.

Un exhaustivo control de calidad es una de las claves del éxito que garantizarán un óptimo resultado final.

  1. Montaje

El ensamblaje de los conjuntos debe ser realizado por manos expertas, con limpieza, conocimiento y medios adecuados.

En Adendo contamos con un excelente taller de mantenimiento, con maquinaria, utillajes, herramientas y medios especiales para posibilitar un correcto montaje de todas las máquinas que intervenimos. Y un excelente y experimentado equipo de profesionales que son nuestra mejor garantía de calidad.

  1. Protecciones y pintura

Prácticamente todas las máquinas que intervenimos, son protegidas contra la corrosión al terminar el montaje. Habitualmente imprimamos y pintamos todas las partes exteriores, pero también aplicamos otros tratamientos, como pueden ser baños electrolíticos de protección superficial (zincados, bicromatados, galvanizados, pasivados, etc..) o determinados recubrimientos cerámicos para evitar corrosión en piezas de máquinas con productos altamente corrosivos.

Y, ¿por qué no decirlo? También nos gusta que las máquinas que salen de nuestro taller tengan un buen aspecto. Que su imagen externa coincida con la calidad de su estado interno gracias a nuestro trabajo.

  1. Preparación y embalaje

Antes de proceder a su envío, todas las máquinas o piezas son debidamente protegidas e identificadas para evitar daños en el transporte.

  1. Transporte

Una vez que la máquina está lista, avisamos al cliente para que elija si gestiona el transporte por sus medios, o prefiere que nos ocupemos nosotros. Normalmente los envíos poco voluminosos o pesados los entregamos con nuestros propios medios para destinos cercanos.

Para envíos más pesados, o a puntos más alejados de nuestras instalaciones, los enviamos con una agencia de transportes.

  1. Recepción

El cliente debe hacerse cargo de la recepción, descarga y alamcenaje de las máquinas hasta su montaje en planta. En caso de equipos cuya maniobra de carga y descarga puede suponer un riesgo (por su volumen, peso o aparatosidad), desplazamos un técnico hasta la planta para dirigir la operación.

  1. Montaje en planta

En función de la complejidad de y de los medios técnicos y humanos del cliente, éste decidirá si ejecuta el montaje y puesta en marcha con sus medios o nos ocupamos nosotros de esta tarea.

Para ello, contamos con un completo taller móvil, completamente equipado con herramientas, útiles hidráulicos, medios de elevación, equipos de medida portátiles y todo un conjunto de accesorios para afrontar con éxito los trabajos de montaje más exigentes.

Como solución intermedia, también solemos desplazar un técnico para supervisar los trabajos realizados por el personal propio del cliente.

  1. Alineación y puesta a punto

En la mayor parte de los equipos rotativos resulta imprescindible una correcta y precisa alineación para garantizar un adecuado funcionamiento, con ausencia de vibraciones, y evitar de esa manera el desarrollo de problemas a corto plazo.

En Adendo contamos con los más modernos equipos y sistemas de alineación por láser, para ejes colineales, ejes paralelos, juntas cardan, alineación de poleas, etc…

  1. Informe de reparación

El informe de reparación que entregamos al final de cada una de nuestras intervenciones es un documento enormemente valioso, que permitirá al responsable de mantenimiento conocer:

  • Qué se ha hecho en cada pieza de la máquina. Qué procesos se han empleado para su reparación y cómo se han ejecutado.
  • Qué materiales se han empleado, tanto para las aportaciones parciales como para las nuevas reparaciones.
  • Resultado de la verificación dimensional de aquellas piezas reparadas. ¿Qué medidas finales han quedado? ¿Qué holguras?
  • Que piezas nuevas han sido incorporadas. De qué marcas y calidades, y qué referencias.
  • Comentarios y observaciones acerca del conjunto final.

Al igual que el informe de inspección pretendía comunicar al cliente cómo está su máquina, el informe de reparación muestra cómo ha quedado después de la reparación. Comparando ambos informes, el cliente podrá verificar la calidad de nuestro trabajo, y en qué se emplea el dinero que paga por su reparación.

Además, el informe de reparación será una fuente de conocimiento extraordinariamente valiosa para intervenciones futuras de esta misma máquina o de otras similares.

¿Quiere ver cómo es uno de nuestros informes de reparación? Pulse aquí

 
Estas en  : Inicio